"A Roda dos Rebolos"  

Posted by Ana in

En el lugar del pueblo de Coba, llamado "O Outeiro Grande" hay un círculo formado por robles (en gallego "rebolos") y en su centro una peña. Se le llama "A Roda Dos Rebolos".
Dícese que un hada vive dentro de ese círculo debajo de la peña y cuando sale al mundo exterior se forma como una muralla o pared mágica entre estos árboles que nada puede traspasar. También se dice que si estás dentro de este circulo mágico y el hada quiere, cierra la pared y nada ni nadie puede salir.

Cuéntase que hace muchas generaciones, un mozo en una fría noche de luna invernal huyendo de una manada de lobos que le perseguían desde la Fraga, acertó a pasar por la "Roda dos Rebolos" y se subió a la peña que está en su centro para, empuñando su lanza, poder defenderse mejor. Los lobos rodeaban el círculo de robles pero no se atrevían a acercarse, parece que tenían miedo, pero no del valor del hombre y de su lanza, sino de alguna fuerza del más allá. El hombre le tiró una piedra al lobo que estaba mas cerca con la intención de espantarlo, pero la piedra chocó contra una pared invisible entre dos robles y provocó una luz como la de un rayo pero sin trueno. Los lobos se espantaron tanto como el hombre y decidieron retirarse un trecho y esperar. Aunque el hombre intentaba permanecer en vela, no pudo evitar caer profundamente dormido. Cuentan que en su sueño vio una doncella muy bella, como un hada, que estirando los brazos en cruz gritaba "abre", y una pared sutil hecha como de viento que iba de árbol a árbol desaparecía. La doncella salió del circulo, y dirigiéndose de nuevo hacia el interior, levantando los brazos gritó, "pecha". La pared de viento volvió a aparecer.

Al amanecer se despertó sobresaltado, pero los lobos ya no estaban. El hombre lanzó otra piedra y temeroso del rayo ocultó el rostro entre sus brazos para protegerse, pero esta vez nada sucedió. Dudando, probó de lanzar otra piedra y pudo ver como pasaba entre los robles sin problemas. Se acercó muy despacio con su lanza bien aferrada. Pasó temeroso entre los dos robles entre los que antes estaba la mágica pared que producía rayos. Pudo llegar sano y salvo al Castro de Coba y contó lo que le había pasado.

This entry was posted on 27 jul. 2008 at 14:25 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

6 comentarios

Bueno mi mama dice que los animales pueden persibir cosas del mas alla y sobrenatural!!!!

30 de julio de 2008, 15:07

Los animales tienen la sabiduría de la naturaleza...la gente de campo, al menos la de antes, hacía su pronostico metereologico a travez de del comportamiento de los animales. Por ejemplo, las ranas ponen huevos sobre una rama de yyuyo siempre por arriba de la humedad, lo curioso es que a veces lo hace mas alto de lo comun, es seguro que llueve y los huevos es la altura que llegará el agua después de la lluvia. nunca falla.

El canto insesante del chajá enn la isla. El caballo se detiene y se niega a seguir cuando persibe alguna onda invisible a la vista y sentido del hombre. Y podría seguir....

buen post, como siempre.
un abrazo

31 de julio de 2008, 6:02

Me gusta....no...me encanta tu blog, llevo siguiéndote ya un tiempo porque toda esta temática me encanta. Hoy me he decidido a dejarte un saludo, sigue así, no cambies.

Abrazos

6 de agosto de 2008, 1:46

Ola Ana. Xa vexo que incluso nos mitos hais cousas que non se poden facer. Eu non podo entrar nun blog que anda por ahí. Bicos

6 de agosto de 2008, 10:50
Anonymous  

disculpa pero en gallego roble se dice carballo. Lo de rebolo no lo habia oido nunca. Salvo eso enhorabuena por el blog

7 de agosto de 2008, 13:34

alguien conoce la ubicacion exacta? me gustaria visitar ese lugar

19 de julio de 2013, 11:22

Publicar un comentario