Hospital de la sngre  

Posted by Ana in

Asentado sobre antiguos yacimientos arqueológicos que se remontan a tiempos prehistóricos, el Hospital de la Sangre siempre se ha visto rodeado de leyendas sobre ruidos extraños, apariciones sobrenaturales y todo tipo de fenómenos paranormales. Espectros de soldados que murieron entre horribles sufrimientos como consecuencia de heridas de guerra, niños víctimas de epidemias o mujeres que perdieron la vida al dar a luz, han sido recordados y recogidos por la tradición popular, siendo trasmitidos de generación generación entre los habitantes de la ciudad de Sevilla. Relatos, más o menos confusos que hablan de llantos de recién nacidos en estancias vacías, ruidos de pasos en corredores por los que no transita nadie o rostros sin cuerpo en las cristaleras de sus ventanas.

Será en el siglo pasado, momento en que movimientos incipientes de Parapsicologí a empiezan a dejar testimonios escritos, cuando empieza a esbozarse un perfil de lo que allí estaba sucediendo. Se recogieron declaraciones de enfermos, visitantes y trabajadores del Centro. Eran personas perfectamente identificadas y que, en muchos de los casos, se habían negado a confesar su experiencia por miedo al ridículo público. Muchos de los vigilantes encargados de la seguridad, se negaron a hacer sus rondas en solitario.

En los últimos tiempos, prensa, radio y televisión también han informado de estos acontecimientos. "Diario 16 de Andalucía", "Andalucía 24 horas", Canal Sur TV, entre otros, se ocuparon en diferentes ocasiones de este tema. El ex presidente Plácido Fernández Viagas, actual diputado del parlamento andaluz se encuentra entre los políticos que se han atrevido a confesar haber vivido una de estas experiencias. Son muchos, sin embargo, los que han podido presenciar algunos de estos fenómenos pero han preferido que sus nombre permanezcan en el anonimato.
El espectro de Sor Ursula

Una de las apariciones que cuenta con mayor numero de testimonios parece corresponder al de una silueta de monja que ha sido asociado a una religiosa que por su carácter insistente y reiterativo era llamada "Sor Ametralladora" . Sin embargo, ya se conocen otros relatos anteriores que hablan del fantasma de una religiosa, mucho antes de que ella prestara allí sus servicios. Se trataría de Sor Ursula, una monja que según se cuenta, por carácter y sentimientos, hizo que pocos lamentaran su muerte.
Durante su vida, y según las crónicas de la época, era de temperamento difícil e intolerante. Exigía una disciplina calificada de inhumana por la insensibilidad que manifestaba ante el dolor de los pacientes que asistía. En la actualidad, dicen haberla visto atendiendo enfermos que fallecerían poco después. Los ropajes antiguos con los que se describe la aparición han dado lugar a esta identificació n.

En Andalucía son muchos los casos de lugares en los que se han detectado este tipo de fenomenología. Son edificios que en su día fueron hospitales y que, según explicación que dan los estudiosos de estos temas, han podido quedar impregnados de cargas de energía que dan lugar a estas visiones espectrales. Pueden servir de ejemplo el Hospital de Cádiz, el Hospital de Real de Granada (actualmente Rectorado de la Universidad) o el Antiguo Hospital Materno-Infantil de Córdoba (actual Facultad de Bellas Artes), entre otros.
Los vecinos más incrédulos del barrio de la Macarena, cuando les preguntan si han sido testigos de alguna de estas apariciones , suelen responder con su característico humor hispalense, que en el antiguo Hospital de la Sangre ( actual parlamento andaluz), los únicos fantasmas que entran y salen, son algunos políticos a los que ni los espectros consigue echar de su escaño.

This entry was posted on 7 mar. 2008 at 14:44 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

2 comentarios

Es algo que me llama la atención, esas energías que en tantos lugares parecen estar presentes, me hace por lo menos pararme a pensar si no será cierto eso de que hay algo más después de la muerte...
Tal vez estamos rodeados de esas energías aunque no siempre las percibamos.
Besitos Ana.

8 de marzo de 2008, 13:25

Yo esque pienso que estamos rodeamos siempre de energia, tanto buena como mala.
Es algo extraño, pero son fuerzas mayores, no se...es algo muy complicado.
Besitos.

10 de marzo de 2008, 3:45

Publicar un comentario